La era de la distocia (II).

La era de la distocia (II).

Cartas del Tarot. Muerte y renacimiento. La Emperatriz.

Ciclos Generacionales. Domingo, 27 de septiembre de 2020.

La era de la distocia. Josep Bou Ferreiro.

«Un comienzo es un tiempo muy delicado en que debe tenerse el mayor cuidado en que todos los equilibrios sean los correctos».

Frank Herbert, primera frase de «Dune».

Dice la religión que la muerte es sólo el principio, la puerta hacia otra vida. Así pues, un tiempo en que todo parece terminar y morir, en realidad es difícil de distinguir de un tiempo en que todo está a punto de empezar y nacer ¿no creen? Es lo que simboliza la carta de la Muerte en el encabezamiento.

En nuestra entrada anterior especulamos sobre el futuro de los Estados Unidos y pronosticamos el tipo de cambios que se producirán a partir de los próximos meses.

Los Estados Unidos de América son una de esas asociaciones conocidas como «imperios» (al menos en terminología deulofeuniana) y como tal atraviesa etapas distintas en la relación entre sus componentes. De acuerdo con el modelo cíclico de la Matemática de la Historia, esta asociación permanecerá alrededor de 550 años en la cronología, periodo obtenido como promedio comparado con distintos pueblos y civilizaciones. Por tanto, su final debería acaecer antes del año 2400, o sea, durante el siglo XXIV.

Nosotros, en este blog, hemos ido un paso más allá y hemos establecido pautas más cortas de 39 y 40 años para este caso, de acuerdo con la Teoría de la Circulación de las Élites de Wifredo Pareto y nuestras propias observaciones. De ellas se desprende que la primera fase imperial, o «Primer Proceso Agresivo» se inicia con su independencia, en 1781 y continúa durante 160 años hasta su entrada en la Segunda Guerra Mundial.

Vean aquí el diagrama de tensión (en primera aproximación) que resulta de aplicar una suma de funciones trigonométricas, usando como coeficientes los ciclos internos del periodo generacional (en naranja), a la vez que marcamos (en rojo) su derivada: los máximos y mínimos son puntos de inflexión en dicha tensión.

Esquema interno de una generación histórica norteamericana de 40 años.Esquema interno de una generación histórica norteamericana de 40 años.

Fíjense que los puntos en rojo son momentos de cambio, especialmente alrededor de 2040, con una liberación de tensión antes de 2044 (lo definimos en el anterior post como «intensificación»). Está en el centro del periodo y corresponde a épocas importantes, como la era Jeffersoniana, la era Kennedy o el atentado de las Torres Gemelas. En estas circunstancias se dio también la muerte o asesinato de varios presidentes norteamericanos: Harrison y Harding, o Garfield y Kennedy.

Hacia el final de periodo vemos que la tensión tiende a disminuir, pero tengamos en cuenta que, si bien el cambio de 2061 será más suave, debe inscribirse en el macrociclo de 80 años, el cual reinicia en 2101 toda la tensión. Por ese motivo, debemos observar el ciclo mayor y el de concentración demográfica (imperial) para hacernos una idea más exacta.

La etapa unitaria, el segundo nacimiento.

Tras el ciclo de 80 años desde la Guerra Civil americana, se alcanza el máximo dentro de la expansión del «primer proceso agresivo». Más tarde, lo que debería haber sido un lento declinar desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo XX, fue interrumpido por la economía de guerra, que volcó recursos y planificación estatal para reflotar la actividad. Esta, si bien se recuperó, no impidió la degradación del poder político, militar e incluso económico en las décadas posteriores, que podemos seguir en un periodo de 80 años hasta 2021, fecha en que prevemos una ruptura, el periodo previo al rebote histórico. Este «rebote» es denominado «2º proceso agresivo» o «fase absolutista» y se zanjará en función de lo rápido y agresivo que se muestre el gobierno resultante.

Para evitar o reconducir la situación de declive, sistemáticamente los imperios ven la aparición de grupos que deciden unificar todos los recursos y fuerzas disponibles en una sola forma, una sola identidad, como resultado de una reformulación integral.

Disculpen la imagen gráfica, pero sería como volver a meter el cuerpo en una matriz artificial y realizar un segundo parto. Trágicamente, se han dado casos en que se tritura toda la sociedad para poder aprovechar artificialmente los pedazos y sintetizar un organismo nuevo, o se intenta.

Por eso titulamos esta entrada como distocia, un parto difícil y doloroso.

Pero si lo prefieren, pueden verlo como la crisis de la edad adulta en el cuerpo social, decidiendo qué van a ser de mayores.

También hemos escogido la carta de la Emperatriz como símbolo de esa dualidad de posibilidades. Chris-Anne hace unas maravillosas ilustraciones que identifican el nuevo mundo a venir, lo que consideramos la oportunidad de crear algo nuevo sin necesidad de aplastar a nadie.

En el caso norteamericano, hemos dicho que el periodo natural de este segundo ascenso es de 80 años, hasta 2101, pero puede acortarse en función del grado de enfrentamiento que asuma con el resto del mundo, ya que su vocación es la de englobar a todo Occidente. De ser desmesurado, afrontará una reacción violenta, que podría contrarrestarlo tan pronto como en 2041 mediante un desastre militar para ellos. O en 2046, año clave que pertenece a su otro ciclo generacional.

De tal contratiempo saldrían airosos, con una recuperación espectacular y una capacidad económica avasalladora, pero militarmente menos agresiva.

El resto del periodo imperial, la «plenitud» sucedería apaciblemente durante un periodo indefinido entre 40 años (su ciclo generacional típico) y varios siglos. En cualquier caso, será una época turbulenta y la crisis final que desencadene la descomposición, la guerra civil interna y la inestabilidad tiene una fecha como mejor candidato: 2261. Asimismo, el final del imperio podría darse en 2301 (año que escogemos por otros motivos, los cuales aclararemos en su momento), o bien en año clave del periodo de 39 años, en 2319. En cualquier caso, no más allá de 2341.

De todos modos, la duración de esas etapas imperiales siempre depende de la convicción de los individuos que viven bajo el Estado y de la interacción con otras formaciones humanas, además de su conocimiento de la Matemática de la Historia.

Por ejemplo, la etapa de gran depresión del imperio alemán es situada por Deulofeu entre 1918 y 1933 (la República de Weimar). Debido a la presencia de varios imperios en plenitud presionando contra Alemania, se aceleró la caída y se acortó la duración de la etapa agresiva posterior (1933-1945).

Desde nuestro punto de vista, sin embargo, todo este proceso se puede incluir dentro de una sola generación histórica (1909-1949), porque se inicia con el fracaso para establecer una reforma constitucional y financiera dentro del marco imperial (1908-1909) y finaliza en 1949 con la división oficial de Alemania tras la derrota. Su caso es especial y merece ser comentado en otra ocasión.

Tengamos en cuenta otro dato: la agresividad siempre estará presente, pero no del modo tradicional, pues se acabaron los tiempos de las heroicidades y la épica militar. Eso es porque las armas, aunque presentes, sofisticadas y mortíferas, dejan paso a otras más sutiles, dentro de un contexto general de ideologías dominantes y en oposición. Un contexto que explicaremos próximamente.

Hasta entonces (espero que pronto), salud.

Enlace del artículo original en castellano y en inglés:

https://timecycleblog.wordpress.com/2020/09/27/la-era-de-la-distocia-the-age-of-dystocia/